Atentado terrorista en una Iglesia de Niza

El mundo islámico quema una imagen de Macron, tras bautizarle como "el demonio de París".
|

Vuelven los ataques a la civilización occidental, vuelve la Francia empañada de yihad con un nuevo atentado, esta vez, en Niza, en el que al menos tres personas han muerto y varias más han resultado heridas por un ataque con cuchillo perpetrado en una iglesia.

Según fuentes policiales, que ya han confirmado la detención del presunto agresor, el ataque ha tenido lugar en torno a las 9.00 horas dentro de la iglesia de Nottre Dame de Niza y se ha saldado con la muerte de un hombre y dos mujeres: una de ellas, decapitada. También ha resultado herido el supuesto autor de los apuñalamientos, evacuado a un hospital tras su arresto.

El alcalde de la ciudad, Christian Estrosi, ha informado de que  el detenido y asesino de las víctimas “no paraba de gritar en árabe ‘Alá es grande’ mientras era atendido por los médicos que le trasladaron al hospital”.

Y es que aunque todavía se desconoce la identidad del agresor, así como el motivo concreto del ataque, las autoridades ya lo han calificado de ataque terrorista. La propia Fiscalía ha abierto la investigación bajo los cargos de “asesinato” y “terrorismo”, y el ministro del Interior, Gérald Darmanin, ha convocado una reunión de urgencia y ha instado a la ciudadanía a evitar la zona.

Porque poco sorprende que algo así suceda en Niza con el momento que el país atraviesa: Francia ha sido objeto de críticas en estos últimos días por parte del mundo musulmán a raíz de la ofensiva  del presidente Emmanuel Macron, contra el “separatismo islámico”. Críticas, por cierto, muy poco amables, como la de “el demonio de París”, alimentadas por el mandatario turco, Recetp Tayyip Erdogan, que acusaba a Macron de xenofobia y de ser “hostil” con el islam.

El último ataque terrorista en Francia se produjo el 16 de octubre, cuando el profesor Samuel Paty fue asesinado y decapitado a las afueras de París después de ilustrar con caricaturas de Mahoma una clase sobre libertad de expresión. A raíz de este atentado, las autoridades han endurecido la vigilancia de organizaciones islamistas.

Y también a raíz de este atentado, la amenaza yihadista ha ido in crescendo en Francia hasta confirmarse hoy otro atentado más.

Porque además de la matanza en la iglesia de Nôttre Dame de Niza, un hombre ha sido abatido este jueves en la ciudad francesa de Aviñón, tras amenazar con un cuchillo a unos agentes, al grito de ‘Alá Akbar’ (Ala es el más grande), según informa la emisora Europe 1.

Y mientras tanto, crecen las tensiones como estados como Turquía, con una Unión Europea que empieza a ver su casa amenazada y ha decidido avalar la ofensiva (o más bien, defensa) de Macron.